El kit de supervivencia




Cómo hacer un kit de supervivencia


•Una manta de supervivencia. Se trata de una fina lámina que normalmente es plateada por una cara y dorada por otra y que, al cubrirnos con ella, nos devuelve reflejado nuestro propio calor. Es muy útil en una situación extrema, cuando hayamos perdido nuestro equipo. Las hay desechables y reutilizabes.
•Una pequeña linterna de dinamo. Funciona sin pilas agitándola o girando una manivela. Si no es impermeable la guardaremos en una bolsa impermeable.
•Anzuelos de varios tamaños, un rollo de sedal. Cuando practiquemos supervivencia deportiva no podemos utilizar las técnicas de caza y pesca prohibidas, pero sí pescar conforme a la ley improvisando una caña con una vara larga. No debemos olvidarnos de llevar la licencia de pesca en regla.
Un pequeño rollo de cordel resistente y unos metros (3 ó 4) de cuerda resistente que puede servirnos para improvisar el refugio.
•Una navaja pequeña y afilada
•Unas tiritas, una venda, un rollo de esparadrapo (útil también para pequeñas reparaciones) y alcohol en un pequeño frasco de plastico. En mi caso, y en primavera, atihistanimicos e inhaladores para la alergia.
•Una aguja de coser fina y otra fuerte con hilo. No es para cosernos las heridas, sino para reparar nuestra ropa o el equipo con el hilo o el sedal de pesca, mas resistente (hay que comprobar que el sedal entra por el agujero de la aguja)
•Pedernal y eslabón para encender fuego. Si no tenemos, podemos sustituirlo por cerillas en un recipiente impermeable y/o mechero.
• Un par de señales de humo o bengalas para que nos localicen si nos están buscando.
• Un poco de azúcar, leche en polvo, café o té según nuestras preferencias. Nos ayudará echar un trago caliente cuando se compliquen las cosas.
• Un par de dosis de bebida isotónica en polvo para mezclar con agua y recuperar energías.
• Un par de bolsas de comida liofilizada. Si lo perdemos todo y estamos desamparados, al menos el primer día tendremos el estómago lleno mientras buscamos una solución. Sólo hay que echar el contenido de las bolsas en agua y calentarlo. Podemos sustituirlo por papilla en polvo para bebés; es menos “profesional”, pero más fácil de encontrar y más barato. Guardaremos en un pequeño recipiente lo necesario para dos comidas.
• Un silbato y un espejo para señales de emergencia si necesitamos ser rescatados.
• Lo ideal sería guardar todo esto en una lata metálica que nos serviría de recipiente para calentar el café o la comida, y la lata meterla en una funda que llevaríamos siempre sujeta al cinturón.
Todo esto ocupa poco espacio. Cualquier cosa de este kit que vaya a necesitar habitualmente yo la guardaría por duplicado en un bolsillo de la mochila, y mantendría el kit intacto para un caso de emergencia.
kit de supervivencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario