La epilepsia..

La epilepsia, una gran desconocida en la sociedad
A.C., Madrid. La epilepsia es una palabra de origen griego y quiere decir “ataque”. Esta enfermedad, ya diagnosticada hace 3.000 años, fue descrita por el mismo Hipócrates como un trastorno en el cerebro. Diversos personajes históricos como Sócrates, Dostoievski o Napoleón padecieron esta dolencia. Con ello, se demuestra, a pesar de los prejuicios, que la epilepsia no tiene por qué alterar el curso vital de las personas que la padecen. “Los amigos o la familia se alejan cuando les dices que eres epiléptica. La gente huye ante algo que no conoce. Es una cuestión de ignorancia.”, describe Patricia Fernández, epiléptica, licenciada y encargada del departamento de comunicación y marketing de la Asociación Madrileña de Epilepsia, AME.
La epilepsia está caracterizada por algunos tipos de crisis convulsivas como consecuencia de una actividad anormal de las neuronas. Se diagnostica epilepsia a partir de sufrir dos o más crisis epilépticas, las cuales, pueden causar espasmos musculares o perdida de memoria entre otros síntomas. A diferencia de esa creencia comúnmente extendida en la sociedad, la epilepsia no es una enfermedad mental sino neurológica, por ello, es preciso recalcar que no ocasiona ninguna perdida cognitiva en el paciente.
Existen una multitud de confusiones y tópicos respecto a la epilepsia y a los modos de actuación ante las crisis epilépticas. Desde la AME explican a 360gradospress el desconocimiento de la sociedad, “una profesora de un colegio de Madrid ante la crisis de un niño, que ya se sabía que era epiléptico, reaccionó erróneamente al colocarle un bolígrafo en la boca. Algo que nunca hay que hacer, ya que, al morder el niño se clavó un cristal en la garganta, y estuvo dos semanas en el hospital”.
La epilepsia y las empresas
Otro caso a resaltar es la actitud tomada por las empresas al saber que uno de sus trabajadores padece epilepsia. “En mi caso, al sufrir una crisis, mi empresa que siempre había contando conmigo para planes de futuro, cambió su discurso y cuando llegó la hora no me renovaron el contrato. Cuando yo había superado las expectativas de venta en un 25%.”, nos explica Patricia Fernández. La vicepresidenta de la Asociación de Epilepsia de la Comunidad Valenciana ALCE-, Mercedes Hernández, nos comenta cómo la empresa valenciana Mercadona despidió a uno de sus empleados tras sufrir una crisis de epilepsia. Ante estos datos, ambas asociaciones recalcan la dificultad que encuentran las personas con epilepsia en el mundo laboral. Al mismo tiempo, no existe una legislación específica que proteja a las que padecen epilepsia en el trabajo y, de hecho, según nos comenta Patricia Fernández, “la mitad de las personas que se encuentran en edad laboral y padecen epilepsia tienen problemas de desempleo, y que la tercera parte de los epilépticos tiene dificultades para conseguir un empleo”.
Como nos explica Mercedes Hernández, el 70% de las personas que sufren epilepsia tiene las crisis controladas a través de los medicamentos. Tan sólo el 30% son considerados farmacorresistentes, es decir, tienen que ir cambiando de medicación según su cuerpo vaya acostumbrándose a ella. Estas personas farmacorresistentes sufren con mayor asiduidad las crisis epilépticas, no obstante, las crisis se remiten a 5 minutos o menos. De nuevo nos resalta Mercedes Hernández, “una persona farmacorresistente es igual antes de la crisis y después, y para nada afecta a su capacidad cognitiva”. De hecho, aquellas personas que pueden tener alguna discapacidad cognitiva no derivan directamente de la epilepsia sino de otras discapacidades o lesiones que activan la epilepsia. Por ello, dentro de estos porcentajes tan sólo encontraríamos un 1 por ciento de personas con problemas cognitivos, pero no ocasionados directamente por la epilepsia. A ello, habría que añadir la brecha de esperanza que suponen los avances médicos en este campo, ya que, cada vez hay un mayor número de operaciones que favorece la situación de las personas con epilepsia y farmacorresistentes.
Epilepsia y discriminación social
La situación se agrava cuando las personas con epilepsia observan y sufren la discriminación de la sociedad. “Son personas con epilepsia, con estudios, y muchas cualidades, no sólo epilépticas”, recalca la vicepresidenta de ALCE. Pero la estigmatización hacia las personas con epilepsia ha contribuido al rechazo de muchos hombres a reconocer que tienen epilepsia. Desde las dos asociaciones nos aclaran que los hombres son mucho más reacios a declarar que padecen epilepsia que las mujeres.
De ahí, el laborioso afán de estas asociaciones en su intento de ofrecer un apoyo psicológico y pedagógico a los afectados y familiares; el asesoramiento e iniciativas para la integración en el mundo educativo, laboral y social; instar a que la Administración proporcione la adecuada atención sanitaria y promover la investigación científica de la epilepsia en sus distintas manifestaciones.

El colapso de la civilización está próximo..

Un nuevo estudio de la ONU filtrado a la prensa y cuyos enfoques principales coinciden con un reciente informe de la NASA sostiene que si el cambio climático continúa la civilización se enfrentará a consecuencias difíciles de superar.
De acuerdo con un informe de la Organización Meteorológica Mundial elaborado en Japón por más de 60 reputados expertos en el calentamiento global, el cambio climático le depara a la humanidad riesgos mucho más inmediatos y peligrosos de lo que se creía. 
 
Así, advierten los autores de este informe cuya versión definitiva aún no ha sido publicada, en un período de entre cuatro y ocho décadas el cambio del clima –cuyos impactos, como las sequías del norte de México o los fuertes huracanes del años pasado, ya se han hecho realidad– podría provocar problemas globales como hambrunas, enfermedades, sequías, inundaciones y guerras por el acceso a los recursos. 
"Está claro que no estamos preparados para los eventosque estamos viendo", dice Chris Field, el autor principal del informe del Instituto Carnegie de Ciencias en California, citado por la agencia AP.  
Riesgos globales para la civilización 
Desigualdad social: Con un enfoque relativamente nuevo los científicos revelan que hay relación entre el aumento de la temperatura y la generalización de la pobreza. Así, sostienen, el crecimiento económico y la reducción de la pobreza se ralentizarán y los ingresos totales del mundo podrían disminuir.  
Aumento de la violencia: La falta de recursos naturales como el agua potable será un factor desestabilizador en las próximas décadas y, aunque no llevará a guerras abiertas, agudizará los conflictos ya existentes. 
 
Incremento de las enfermedades: Las seguías, la falta de alimentos, la pobreza y otros problemas potenciales debidos al aumento de la temperatura y el cambio climático podrían acelerar el desarrollo y la propagación de enfermedades crónicas e infecciones, lo que, junto con otros factores, daría un matiz apocalíptico a la civilización moderna. 
Hambre: Para el año 2050 los precios mundiales aumentarían entre un 3% y 84% debido a los cambios de temperatura y los patrones de lluvia, algo que sumado al posible empobrecimiento de significativa parte de la población provocaría hambrunas en diversas regiones del mundo. Cabe señalar que, solo durante la próxima década, la producción mundial de cereales se reduciría en un 2%, mientras que la demanda crecerá.  
Menos agua potable disponible: Por cada grado centígrado suplementario, el mundo tendrá menos agua disponible. Además, la actual contaminación del agua podría reducir, para el 2080, aún más el acceso al agua potable para la población. Se estima que un 7% de la población mundial no tendrá acceso a este recurso vital. 
 
No obstante, consuelan los investigadores, aún hay tiempo para tomar medidas y evitar la catástrofe, aunque, –advierten– si el frágil balance climático se altera, estos problemas latentes podrían acentuarse drásticamente.
Cabe señalar que estas conclusiones coinciden con los resultados del informe sobre el colapso irreversible de la civilización industrial elaborado por el Goddard Space Flight Center de la NASA. De acuerdo con sus autores, el cambio climático está estrechamente relacionado con el desarrollo insostenible, por lo que la civilización industrial global podría derrumbarse en los próximos decenios debido a la explotación irresponsable de los recursos y la distribución cada vez más desigual de la riqueza.



http://actualidad.rt.com/